Mejores Poemas de Francisco Quevedo

A pesar de la época en la que vivió los poemas de francisco Quevedo inspiraron a grandes poetas a llevar sus rimas poéticas a otro nivel, no es fácil, ya que muchos de estos se vieron limitados por su época.

Pero francisco fue conocido por alguien que tuvo un impecable uso del lenguaje superando contra viento y marea todo inconveniente, con sus hermosos poemas el logro hacer historia.

Citas de Francisco Quevedo

Cuando uno decide culturizarse y adentrarse en el mundo de la poesía es normal querer aprender a recitar poemas. Por lo tanto puedes usar como ejemplo los poemas de francisco Quevedo y citas o los poemas de José Martí.

Estos 2 son considerados uno de los grandes maestros de la poesía que son armoniosos poemas lograron llegar al corazón de todos los que vivieron en sus tiempos.


“Mejor vida es morir que vivir muerto”.


«Sólo el que manda con amor es servido con fidelidad».


«Con pocos, pero doctos libros juntos, vivo en conversación con los difuntos y con mis ojos oigo hablar a los muertos».


Poemas célebres de Francisco Quevedo

Como poeta él se encargó de cubrir todos los temas que la poesía abarcaba, tenía poemas que eran fieles a sus ideales, como también tenía aquellos que relataban el amor. Podría considerarse que su estilo era algo sencillo y muy ortodoxo pero nunca paso por alto el hecho que sus palabras debían reflejar la belleza del mundo.

Los poemas de francisco Quevedo más celebres presentaron una innovación de estilo y arte para aquel entonces, haciendo que incluso hoy día se hable de tal poeta como lo fue francisco Quevedo.


A DAFNE, HUYENDO DE APOLO

Tras vos un Alquimista va corriendo,
Dafne, que llaman Sol ¿y vos, tan cruda?
Vos os volvéis murciégalo sin duda,
Pues vais del Sol y de la luz huyendo.

Él os quiere gozar a lo que entiendo
Si os coge en esta selva tosca y ruda,
Su aljaba suena, está su bolsa muda,
El perro, pues no ladra, está muriendo.

Buhonero de signos y Planetas,
Viene haciendo ademanes y figuras
Cargado de bochornos y Cometas.

Esto la dije, y en cortezas duras
De Laurel se ingirió contra sus tretas,
Y en escabeche el Sol se quedó a oscuras.”


“A APOLO SIGUIENDO A DAFNE

Bermejazo Platero de las cumbres
A cuya luz se espulga la canalla:
La ninfa Dafne, que se afufa y calla,
Si la quieres gozar, paga y no alumbres.

Si quieres ahorrar de pesadumbres,
Ojo del Cielo, trata de compralla:
En confites gastó Marte la malla,
Y la espada en pasteles y en azumbres.

Volvióse en bolsa Júpiter severo,
Levantóse las faldas la doncella
Por recogerle en lluvia de dinero.

Astucia fue de alguna Dueña Estrella,
Que de Estrella sin Dueña no lo infiero:
Febo, pues eres Sol, sírvete de ella.
«


Poemas de Francisco Quevedo cortos

Los poemas de francisco Quevedo cortos son tan innovadores y perspicaces como lo fueron los poemas de Gustavo Adolfo Bécquer. Estos poetas se conocen por su dedicación a su trabajo y por las excelentes obras que estos publicaron a lo largo de su carrera.


“Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan”.


“El amor es fe y no ciencia”.


“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen”.


Poemas de Francisco Quevedo y sus pensamientos

Conocer de cerca los Poemas de francisco Quevedo y sus pensamientos no es algo tan complicado de hacer, ya que los poemas y manuscritos que las personas suelen escribir reflejan una tenue luz de su alma. Por lo tanto si se lee con detalle y tiempo puedes saber abiertamente que sentía el poeta y que es lo que este quería transmitir mediante sus poemas.


“Creyendo lo peor, casi siempre se acierta”.


“Por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho”.


“El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.