Mejores Poemas de Muerte

¿Existe algo más terrible que la muerte? Definitivamente, no. Aunque la muerte forma parte de la vida siempre es doloroso enfrentarse a ella. La muerte es sinónimo de dolor, de ausencia y de una tristeza profunda e indescriptible. Perder a un ser querido es un sentimiento que desgarra y ensombrece el corazón. Solo aquel que ha sufrido la pérdida de un ser amado puede entender el dolor y la pena que ello representa.

La intensidad de la pena va tomada de la mano del vínculo con el fallecido. Las muertes más intensas son las pérdidas consanguíneas como un hijo, un padre o un hermano. Estas conllevan a duelos que se cargan el resto de la vida, y que por ende requieren de fortaleza y de apoyos que ayuden a sobreponerse.  El mejor consejo que te podemos otorgar es que disfrutes de la compañía de familiares y amigos porque nunca se sabe cuándo súbitamente la muerte puede alcanzarlos. La muerte es imprevista.

Si quieres hacerle saber a alguien lo mucho que te importa su dolor y que quieres contribuir a mitigar los sentimientos de tristeza, pues un poema es un excelente ayuda. ¡Los poemas son como flechas capaces de inyectar calmantes a lo más profundo del alma! Los poemas son para expresar toda clase de sentimientos, y la muerte no es la excepción. Por eso, aquí hemos recopilado para ti los mejores poemas de muerte que puedes conseguir en internet.

Poemas cortos de muerte

¿Buscas poemas cortos de muerte para ayudar a sobreponerse por la pérdida de un ser amado a otra persona? Si ese es el caso, aprovecha entonces nuestra selección de los mejores poemas cortos de muerte que hay en internet. Estos poemas cortos de manera subjetiva canalizan los sentimientos derivados del fallecimiento de un familiar o amigo cercano, demostrándole que unos cuantos versos pueden hacer su duelo menos pesado y así demostrarle que sientes empatía y compartes sus aflicciones.


«La vida empieza a correr

de un manantial, como un río;

a veces, el cauce sube,

a veces, el cauce sube,

y otras se queda vacío.

Del manantial que brotó

para darte vida a ti,

ay, ni una gota quedó

para mí:

la tierra se lo bebió.

Aunque tú digas que no,

el mundo sabe que sí,

que ni una gota quedó.

del manantial que brotó

para darte vida a ti.”


“En el cielo

La noche se llenó en mi corazón.

Cuando partiste, yo sentí morir.

Angustias en mi pecho, pena y dolor.

Yo seguiré tus pasos hasta allí.

Hoy estás en el Paraíso Eterno

Frente a tu dulce Salvador

Vestido de lino puro blanco

Gozando de su presencia y amor.

Estás feliz y gozoso ahora

Disfruta vida mía el más allá

Pronto estaremos contigo

Y con Cristo en la eternidad.”


“Mirando atrás

Mirando a un cielo azul luminoso.

Mi mente se amarra a una cruda realidad.

Pensando en un amor que fue sublime y puro.

Que hoy su corazón no late más.

Densas nubes cubren su morada eterna

Donde mis faros ya no pueden iluminar.

Un pasado me espera para siempre

Recordando su cara y su nombre con dulce fidelidad.”


¿Buscas poemas que hablen sobre la fauna de nuestro planeta? Utiliza los mejores poemas de animales.

Poemas originales de muerte

Las palabras no desvanecen la aflicción y la consternación de la fatídica pérdida de alguien que se ama, sin embargo, reconfortan y apaciguan el alma, por ello, si necesitas palabras originales que logren fortalecer o consolar a un amigo o pariente, aquí debajo podrás conseguir también los mejores poemas originales de muerte de todo internet:


“El Tren Celestial

Una noche gris

Con mis ojos cansados y tristes

Lo vi volar hacia las nubes

En el Tren Celestial.

Tengo el dolor y la agonía

De un adiós que es frío y duro

Voló como un albastro a su destino

Atravesando el infinito en el tren Celestial. “


“El Camino

Este mundo es el camino

Para el otro, que es morada

Sin pesar

Más cumple tener un buen tino

Para andar esta jornada

Sin errar

Partimos cuando nacemos

Andamos mientras vivimos

Y llegamos

Al tiempo que fenecemos;

Así que, cuando morimos

Descansamos.”


“¡Oh! Dulces prendas

Tengo una parte aquí de tus cabellos

Envueltos en un blanco paño,

Que nunca de mi seno se apartan;

Descójolos, de un dolor tamaño

Enternecer me siento, que sobre ellos

Nunca mis ojos de llorar se hartan-“


¿Buscas poemas dulces para dedicárselos a alguien que te guste mucho? Prueba los mejores poemas bonitos de internet.

Poemas largos de muerte

Las palabras suelen suavizar la conmoción por lo ya no presente, la inexistencia deja un vacío que, aunque parezca una quimera suele, en momentos, llenarse con versos que tranquilizan el alma, en tanto, poemas largos logran consolar a un amigo o pariente que se encuentre desalentado o al borde de la muerte por algún padecimiento, aquí debajo podrás conseguir también los mejores poemas largos de muerte de todo internet:


“Soneto de Amor

Cuando haya muerto, llórame tan sólo,

Mientras escuches las campanas tristes,

anunciadora al mundo de mi fuga

del mundo vil hacia el gusano infame.

Y no evoques, si lees esta rima,

la mano que la escribe, pues te quiero

tanto que hasta tu olvido prefiriera

a saber que te amarga mi memoria.

Pero si acaso miras estos versos

cuando del barro nada me separe,

ni siquiera mi pobre nombre digas

Y que tu amor conmigo se marchite,

para que el sabio en tu llorar no indague

y se burle de ti por el ausente”


“Un sueño soñaba anoche

soñito del alma mía,

soñaba con mis amores

que en mis brazos los tenía.

Vi entrar señora tan blanca

muy más que la nieve fría.

-¿Por dónde has entrado, amor?

¿Cómo has entrado, mi vida?

Las puertas están cerradas,

ventanas y celosías.

-No soy el amor, amante;

la Muerte que Dios te envía.

-¡Ay, Muerte tan rigurosa,

déjame vivir un día!

-Un día no puede ser,

una hora tienes de vida.

Muy deprisa se calzaba,

más deprisa se vestía;

ya se va para la calle,

en donde su amor vivía.

-¡Ábreme la puerta, blanca,

ábreme la puerta, niña!

-¿Cómo te podré yo abrir

si la ocasión no es venida?

Mi padre no fue al palacio,

mi madre no está dormida.

-Si no me abres esta noche,

ya no me abrirás, querida;

la Muerte me está buscando,

junto a ti vida sería.

-Vete bajo la ventana

donde labraba y cosía,

te echaré cordón de seda

para que subas arriba,

y si el cordón no alcanzare

mis trenzas añadiría.

La fina seda se rompe;

la Muerte que allí venía:

-Vamos, el enamorado,

que la hora ya está cumplida.”


“Quiero entrar a la muerte

con los ojos abiertos

abiertos los oídos

sin máscaras

sin miedo

sabiendo y no sabiendo

enfrentarme serena

a otras voces

a otros aires

a otros cauces

olvidar mis recuerdos

desprenderme

nacer de nuevo

intacta.”


Poemas bonitos de muerte

Las palabras hermosas alegran y rebozan el corazón, y aún más cuando se ha enfrentado a la muerte de un amor, un familiar o amigo. El poema tiene la capacidad de revertir los estados de ánimo y cambiar un túnel oscuro y doloroso en una luz clara que aminore el pesar de la pena causada por una pérdida irreversible, por ello, si necesitas palabras originales que logren fortalecer o consolar a un amigo o pariente, aquí debajo podrás conseguir también los mejores poemas bonitos de muerte de todo internet:


“No pienses que me he ido

Si algún día visitas mi tumba no llores, solo imagina que estoy durmiendo

Te visitaré con el alba, te abrazaré con el viento, te besaré con la lluvia y cantaré para ti en silencio
Nunca pienses que me he ido, porque entonces… entonces, si habré muerto.”


“La Hora Cero

A la hora cero todo se detuvo

Un último latido del péndulo del tiempo

Y se esfumó la vida en un segundo

Aquel que signa el ciclo de la vida

Y moldea los caminos en el mundo

Designó que el tiempo ha expirado.”


“¿Qué es morir?

Morir es alzar el vuelo

Sin ojos

Sin alas

Y sin cuerpo”


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.